¿Por qué hay que usar “after sun” después de la exposición solar?

Que hay que protegerse del sol es algo que ya hemos interiorizado todos en mayor o menos medida y en pleno 2020 a nadie se le ocurre pensar que el sol no nos hace daño.

Bueno, dejémoslo en una “gran mayoría” porque de todo hay en la viña del señor y más en estos tiempos.

Durante años, hemos ido aprendiendo cuál es nuestro fototipo, que FPS nos conviene e incluso nos hemos convertido en expertos en la aplicación y reaplicación de nuestro protector solar.

Sin embargo se nos sigue olvidando el último gran paso: terminar nuestros días de playa o piscina usando un buen aftersun.

Si os quedáis un ratito con nosotras os contamos porque es fundamental usar estas cremas específicas y porque no te vale “tu hidratante de todos los días” cuando te has dado una buena tupa de sol.

1- Sí, lo más importante es rehidratar la piel, pero también regenerar todo lo que se ha dañado. Que el sol deshidrata no es ninguna novedad, perdemos agua, y la elastina de nuestra piel se degrada, por lo que tenemos que emplear un producto específico, que sea rico en ingredientes hidratantes y humectantes, como el Aloe Vera o el Ácido Hialurónico y también en ingredientes que nos ayuden a reparar ese daño, como el Pantenol, que un “must” por sus propiedades humectantes y su capacidad para favorecer el proceso natural de regeneración de la piel.

2- El sol también nos irrita e inflama nuestra piel, aunque no siempre lo veamos.

isdin

No hace falta tener una quemadura nivel “guiri” para que nuestra piel necesite bajar la inflamación. Ingredientes como la Centella Asiática o el Bisabolol pueden ayudarnos a calmar nuestra piel. Además, en algunas ocasiones, encontramos también ingredientes como el mentol o la camomila, que nos van a dar esa sensación tan gustosa de calma instantánea y sensación de frescor.

3- Evitan que te descames y te peles a la primera de cambio. Y esto se traduce en que ese bronceado que tanto te gusta dure más, y tú piel se vea más radiante, luminosa y uniforme.

4- Conviértelo en un ritual agradable y no te lo tomes como una obligación. No hay nada más placentero que cuidar la piel después de un día de playa, y actualmente puedes encontrar en la farmacia distintos formatos que te facilitaran la aplicación.

aftersun
After Sun de Isdin, en formato spray y en loción.

Nuestro consejo: no deseches tu after sun según llegues a tu ciudad, mantén esta rutina unos días o incluso unas semanas después de volver de vacaciones. Tu piel te lo agradecerá y notarás tanto los beneficios de haberte pasado al “after sun” que se convertirá en un indispensable más de tu neceser de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *